10 dolares de regalo en Full Tilt Poker

domingo, 21 de marzo de 2010

10 consejos sobre el tilt

Cuidate del "Tilt" al jugar al poker
Ira del Tilt en pokerNadie es perfecto en esta vida. Quién esté libre de pecados que arroje la primera piedra. Y hablando de pecados, uno de los siete pecados capitales es la ira. Y la ira, señores, es el peor enemigo del jugador de poker online porque es el estado que nos puede llevar a la situación de Tilt que todos queremos evitar a toda costa.

Es por eso que así como hay estrategias específicas para el juego de poker, una de las más importantes acciones que debemos tomar es controlar nuestros sentimientos para no entrar en tilt y ser vencidos por el lado oscuro de la fuera.





Aquí van diez consejos para evitar llegar a Tilt y poder seguir jugando o retirarnos a tiempo y en calma:

1. Si hay una seguidilla de malos resultados, salir de nuestra cuenta y retirarnos del ordenador por lo menos dos horas. Si volvemos, hagamos de cuenta que lo ocurrido es una mala jugada del destino y nada más que eso. Nadie está en contra nuestra.

2. Al momento de una mala racha, no debemos preocuparnos por cómo nos ven nuestros rivales ya que Internet es tan impersonal que nadie puede imaginarse lo que uno siente en realidad. Mirarse a uno mismo en un mal momento es mucho más efectivo que presuponer que nos observan y se ríen de nosotros.

3. El poker es un juego donde el bluff o farol es el rey y si nosotros lo utilizamos para ganar, es comprensible que nuestros rivales también lo hagan. Si nos han tomado el pelo en un farol antológico, pues lo mejor es tragar saliva y dejar pasar el mal momento esperando nuestra posibilidad de revancha. En este caso, hay que evitar los insultos y agravios a los rivales.

4. En muchas oportunidades hemos levantado un naipe ganador, un verdadero salvador de situaciones que nos ha llevado a la gloria. Si esto le ocurre a un rival, no dejemos que la bronca nos invada porque sólo hará que empeoren las cosas. Tomar esta acción como un avatar del destino es lo mejor que podemos hacer. Beber un café y fumar un cigarrillo es menos nocivo que llegar al Tilt.

5. Las manos van y vienen. Uno domina una mano pero de repente sufre un revés. Pues entonces, a terminar la mano y a salir del ordenador. Lavarse la cara con agua fría, prender la tele o escuchar música clásica nos hará olvidar el mal trago.

6. En la mayoría de los casos, nuestro peor enemigo solemos ser nosotros mismos y eso hay que reconocerlo y mejorarlo. Nada peor en una sala de poker que agredir a los contrarios ya que esto hará que nos expulsen de la mesa y que encima perdamos dinero que pensábamos que ganaríamos. En ese caso, conviene pegarle a un cojín antes que insultar a un rival que nos provoca para entrar en Tilt.

7. Si bien el poker online es maravilloso, tiene algunas contras que no dependen de la suerte de las cartas. A veces, las conexiones a la red pueden tener problemas y no es extraño que luego de hacer una apuesta se corte la conexión y nos quedemos con las manos vacías mirando la pantalla como zombis. Antes de sentarse a jugar, verificar el estado de la conexión y si es necesario reiniciar el ordenador y el modem. Si se cae la conexión, volver a intentarlo más tarde pero dejar pasar la ira de inmediato.

8. Otra de las contras que tiene el poker online es que utilizamos periféricos como el teclado y el mouse que a veces pueden fallar en un momento en que lo tenemos todo para ganar. Chequear de antemano que el mouse y el teclado estén limpios y en perfecto estado. Si fallamos en un click, la culpa es nuestra y debemos asumirlo como algo que no debe volver a ocurrirse. Golpear los periféricos es una pésima idea.

9. Mantener el equilibrio de nuestra mente y cuerpo es fundamental. Sentémonos cómodos, con espacio para estirar las piernas y a sabiendas de que vamos a perder seguro y posiblemente a ganar. Conociendo las limitaciones que nos impone el azar y utilizando estrategias estaremos más cerca de la victoria que del Tilt.

10. Por último, ponernos un lapso de tiempo ya sea si vamos ganando o perdiendo. Digamos que dos horas son un tiempo respetable para saber cómo nos está yendo. No excederse más de 180 minutos porque luego llega la alienación y con ella estamos a un simple escalón de ser devorados por el fantasma del Tilt, es decir por nuestra parte más negativa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario