10 dolares de regalo en Full Tilt Poker

sábado, 25 de abril de 2009

Los cuatro estilos básicos de jugador de poker

Hay cuatro estilos básicos de jugador de Póker:
Loose-pasivo,Loose-agresivo,tight-pasivo y tight-agresivo.
Conforme a tu manera de jugar, te verás reflejado en alguna de estas categorías,y a su vez,te ayudará a identificar a tus oponentes en las mesas.

Loose-pasivo.El jugador loose-pasivo va a muchas manos pre-flop y hace mucho call post-flop. Tiene una tremenda necesidad de participar en el máximo número de manos posible, y a menudo aguanta hasta el final sin tener la más mínima posibilidad de ganar. No hace falta decir que los jugadores loose-pasivos, también conocidos como "calling stations" o maníacos, sienten una total indiferencia hacia las odds que ofrece el bote.
Los jugadores de este grupo juegan con fines puramente recreativos y son perdedores asiduos. Como es fácil deducir, son el tipo de jugadores que más nos interesa tener en nuestra mesa. Contra ellos los faroles no resultan, y es seguro que periódicamente nos suministrarán bad beats odiosos, pero si un jugador tight-agresivo juega el suficiente número de manos con ellos, terminará inevitablemente embolsándose su dinero.

Loose-agresivo.El jugador loose-agresivo juega una gran cantidad de manos y de forma agresiva. Suele hacer muchos re-raises y muchos faroles. Aunque la mayoría de estos jugadores pierde a largo plazo, son jugadores peligrosos, sobre todo aquellos que tienen bajo control la vertiente loose de su juego. En torneos de Poker de Texas Hold'em sin límite, si la suerte está de su lado acumulan fichas rápidamente y se convierten en las fuerzas dominantes de la mesa. En partidas de dinero es menos incómodo jugar contra ellos, ya que las blinds no suben y se puede esperar a tener una buena jugada para atraparlos.
Debido al gran número de manos de poker que juegan y la agresividad con la que las juegan, la ventaja que tienen estos jugadores es que reciben un montón de acción cuando les toca buenas jugadas. Eso hace que cuando tienen una racha de buenas manos, suelan acumular grandes sumas de dinero. Normalmente, cuando un jugador tight-agresivo pierde mucho dinero en una sesión, la mayor parte de ese dinero termina en las manos de un jugador loose-agresivo.

Tight-pasivo.Los jugadores de poker Tight-pasivo, también conocidos como "rocks", juegan pocas manos y las juegan de forma pasiva. Sólo apuestan fuerte cuando están seguros de tener la mejor mano, lo que hace que sus ganancias sean pequeñas en muchas de las manos que ganan. Una de las desventajas de jugar así es que los competidores que están atentos saben cuándo estos jugadores tienen una gran jugada y pueden retirarse sin tener mayores pérdidas.
Cuando se compite contra un tight-pasivo en la mesa de poker, tenerlo a la izquierda es lo mejor, de ese modo se le puede robar las ciegas con toda impunidad. En el flop se puede ganar el bote apostando (sobre todo si salen cartas bajas), pero si hace call y no se lleva nada, se debe pensar en renunciar a seguir apostando en el turn.

Tight-agresivo.Éste es el tipo de jugador con el que yo me identifico. Nuestro juego suele ser selectivo, y apostamos con fuerza cuando llevamos las de ganar. La mayoría hemos aprendido a jugar así, ya que es difícil hacerlo de manera espontánea. Un buen jugador tendrá en cuenta las odds del bote y las odds implícitas cuando se vaya con un proyecto de jugada, así como escogerá los momentos para robar ciegas, farolear o hacer slowplay, de todas maneras, hay que señalar que no todos los jugadores tight-agresivos son buenos.
Dicen que somos los jugadores más difíciles de batir, y suelen aconsejar que si te encuentras en una mesa con varios, abandones esa mesa. Todo el mundo que juegue a Texas Hold'em debe aspirar a ser este tipo de jugadores, aunque no será tarea fácil.

No hay comentarios:

Publicar un comentario